Totnes, un pueblo con encanto

Totnes es un pequeño pueblo de ensueño, tranquilo, acogedor y lleno de vida, situado al sur de Inglaterra, en el corazón del condado de Devon, cerca de localidades históricas como Plymouth y Exeter.

Se trata de un hermoso pueblo de casas de los siglos XVI y XVII en el que no encontrarán ni un sólo edificio moderno de los que estamos acostumbrados a ver en las grandes urbes. Una muestra de su seguridad la encontraremos mirando las ventanas de todas las casas, pues quedaremos sorprendidos al descubrir que carecen de rejas y persianas.

Un antiguo castillo circular del siglo XI corona su cima, desde donde se puede disfrutar de unas vistas espectaculares del pueblo en su totalidad. Cuenta con pocos habitantes, aproximadamente 8.000, y una sus más encantadoras características es ser atravesado por el río Dart, lo cual le confiere una personalidad especial. Descansar o pasear junto a su río, es uno de los mayores placeres que nos ofrece. Inmensas y numerosas zonas verdes hacen de los paseos por Totnes, una agradable experiencia.

 

Al ser un pueblo pequeño, todo está cerca y a mano, y se puede ir andando a todas partes. Pero que sea pequeño no significa que no disponga de todas las instalaciones y servicios necesarios. En High Street, la calle principal, encontraremos infinidad de tiendas de todo tipo, así como restaurantes y típicos pubs. Los viernes y domingos por la mañana, quedaremos fascinados por el mercado donde se pueden encontrar todo tipo de cosas, desde antigüedades hasta productos artesanos  y ecológicos de toda clase, tanto comestibles (frutas, verduras, carnes, pescados, panes, tartas, pasteles..) como enseres (ropa, bolsos, joyas…). Pero no sólo dispone de este tipo de tiendas pequeñas y cercanas, también existe la posibilidad de acercarse a Morrisons, un gran supermercado donde se puede comprar incluso jamón serrano.

Totnes está muy bien comunicado gracias a su estación de tren y a los autobuses que salen frecuentemente a localidades cercanas y a muchos otros puntos de Inglaterra. Además, también se puede disfrutar de un hermoso paseo en barco, saliendo desde el propio centro del pueblo, hasta la costera localidad de Dartmouth. Asimismo, cuenta con una antigua y peculiar estación de tren para su tradicional y encantador tren a vapor. En su oficina de turismo informan amablemente sobre todos los horarios y precios de los medios de transporte, así como de los sitios de interés turístico y posibles excursiones. En Totnes también se puede alquilar un kayak  o una canoa y navegar por el río.

Sus habitantes son muy hospitalarios y amables, y siempre están dispuestos a echar una mano, lo cual convierte la estancia en Totnes, en una experiencia inolvidable. Es una localidad famosa como centro de arte, música y como ejemplo de economía y desarrollo sostenibles; esto nos da una idea del caracter afable y abierto de sus gentes, que siempre reciben con los brazos abiertos al extranjero.

¿Dónde está Totnes?